La planificación mensual deben ser llevada a programas de actividades semanales y diarios para su implementación, seguido por la medición del desempeño que permita una retroalimentación continua para mejorar


Tal como revisamos en la primera parte del post disponible, Aquí los efecto de una adecuada planificación impactará necesariamente en, la calidad de los trabajos, en los tiempo de ejecución de las actividades sobre los activos, en la asignación de los recursos, en las coordinaciones necesarias con operación y por su puesto en la productividad del mantenimiento. A partir de allí los efectos negativos continúan sumándose (efecto domino).

La planificación se realiza en dos niveles de decisión diferentes: estratégico y táctico. Las decisiones a nivel estratégico se refieren a cuestiones relacionadas con la existencia del negocio como empresa, mientras que las decisiones tácticas afectan la forma en que se llevan a cabo los negocios en una determinada etapa del ciclo de vida de los activos. La planificación estratégica establece la visión a largo plazo de la organización y traza el camino estratégico para lograr esa visión. La planificación a largo y corto plazo en el nivel táctico se refiere a la selección de formas dentro de una estrategia preestablecida para alcanzar metas y objetivos a largo, medio y corto plazo.

Llevar a cabo proceso de planificación y programación del mantenimiento adecuado al contexto de la organización, es fundamental para que estos puedan generar los resultados y apalancar el logro de los objetivos, en este sentido compartimos un interesante modelo figura 1.

12

Modelos como el planteado en la figura 1, buscan establecer una comprensión clara del papel que desempeña la planificación y programación del mantenimiento en la estrategia de gestión de activo de la organización. Para ello es necesario tomar decisiones estratégicas en relación con la estructura del mantenimiento, las metodologías a implementar, los sistemas de apoyo y las decisiones relacionadas con la subcontratación de servicios. A partir de allí, los planes o gamas de mantenimiento deben ser hecho con respecto a la capacidad disponible. La planificación mensual deben ser llevada a programas de actividades semanales y diarios para su implementación, seguido por la medición del desempeño que permita una retroalimentación continua para mejorar.

Algunas Buenas Prácticas.

Hoy en día es más evidente y necesario entender que centrar los esfuerzos de la organización del mantenimiento es la única manera de lograr los objetivos y mantener el éxito. Para ello la planificación y programación nunca serán efectivas sin una adecuada y coherente alineación de Producción, Mantenimiento e Ingeniería. A partir de aquí compartimos lo que consideramos como algunas buenas prácticas para llevar a cabo el proceso de Planificación y Programación de forma expedita:

  • Todo el trabajo “crítico” tendrá procedimientos de trabajo efectivos desarrollados para su ejecución.
  • Todos los PMs / PdMs deben abordar modos de fallo específicos.
  • Los planificadores deben centran sus esfuerzos sólo en el trabajo futuro.
  • Las Listas de repuestos y Materiales debe ser desarrollada para todos los Equipo Crítico.
  • Las áreas de producción y Mantenimiento deben alinearse para gestionar de forma exitosa el proceso de planificación y programación.
  • Una definición clara de los Roles y Responsabilidades (Planificadores, programadores, ejecutores, inspectores),
  • Definición clara y socialización de las Expectativas y Métricas a todos los involucrados.
  • Desarrollo de matrices para la priorización de las actividades en función al impacto dentro del sistema, estableciendo tiempos claros de respuestas ejemplo(< 24 Hs, >24 Hr y <48 hr=”” y=””> 48 Hr) o una clasificación de tres niveles que puede ser (Emergencia, Prioridad 1 y Prioridad 2)
  • Los trabajos no rutinarios que no hayan sido programados previamente serán “jerarquizado” mediante el uso de la matriz.
  • La programación de las actividades debe ser realizada una vez se cuenta con todos los repuestos, materiales y servicios necesarios.
  • Llevar a cabo reuniones semanales de programación para la coordinación de las actividades a llevar a cabo sobre los activos en función a los planes, inspecciones y nuevas solicitudes de intervención. En esta reuniones deben participar (Operaciones, mantenimiento, procesos, planificación, etc)
  • Debe existir un compromiso formal de operaciones en cuanto a la disponibilidad de los activos, para su entrega a mantenimiento al menos con 7 días de antelación.
  • Realizar una revisión de las actividades llevadas a cabo, en cuanto cumplimento de las especificaciones, calidad, tiempos de ejecución, retroalimentación y otras eventualidades.

 

Hemos planteado algunos elementos que desde nuestra perspectiva son fundamentales considerar en los procesos de Planificación y Programación, como siempre,  cualquier retroalimentación, comentarios será bien recibida.

 

Alexis Lárez

Estamos en capacidad de ayudarle a gestionar el mantenimiento de los activos de su organización.

 

Ya está disponible nuestro plan de formación en Mantenimiento industrial presencial para Valencia, Tarragona, Barcelona, Madrid, Murcia y Alicante.

Programa de Formación

 

Si necesita más información, puede escribirnos a enova@enovalevante.es. También puede seguirnos en Enova Levante en Facebook y en @EnovaLevante en Twitter para conocer todas nuestras novedades.

 

ENOVA LEVANTE, Empresa especializada en gestión integral de mantenimiento y en la ejecución de montajes industriales.